COMO PARA PENSARLO

Vandalismo. Está en el Paseo de la Gloria, en la Costanera Sur.
Arreglarla costará $12.000.
Mutilada. La obra, sin la raqueta. Foto: Diego Díaz

La estatua de Gabriela Sabatini que fue inaugurada en la Costanera Sur hace apenas 20 días amaneció ayer vandalizada: se llevaron incluso la raqueta. La obra había sido colocada el miércoles 8, en un acto en el que participó la propia Sabatini. Está en el nuevo Paseo de la Gloria, donde ya fueron instaladas las estatuas de Guillermo Vilas y Emanuel Ginóbilli, y donde en los próximos meses se agregarán las de Maradona, De Vicenzo, Luciana Aymar y otras figuras del deporte argentino.
Pese a que la imagen fue construida con materiales que no tienen valor de reventa, los vándalos que la atacaron le robaron la raqueta.
La reparación costará unos $12.000, contaron en el Gobierno porteño.
Se suma a una larga lista de esculturas que casi permanentemente tienen que ser arregladas, como las de Olmedo y Portales, la de Don Fulgencio y otras del Paseo de la Historieta y las de Messi, Maradona y Batistuta emplazadas en Plaza Francia para festejar los 20 años de TyC Sports. Algunas, como la de Juan Gálvez, también en Recoleta, deben ser guardadas de noche.
La Ciudad gasta cada mes entre $5 y 7 millones por el vandalismo


EL Heracles Arquero de Antoine Bourdelle, mutilado hace muy poco.

Anteriormente, casi fue robado. Ahora, fue mutilado y saqueado.

El 23 de agosto de 2013, publicamos en Facebook lo siguiente:

ANTOINE BOURDELLE
 
Escuela Francesa. Montauban, 30 de octubre de 1861 - Le Vésinet-Yvelines, 1ro. de octubre de 1929.

Antoine Bourdelle fue un escultor francés, discípulo de Auguste Rodin, y uno de los más destacados de la Belle Époque y al mismo tiempo antecedente de la escultura monumental del siglo XX.
El Heracles Arquero de Antoine Bourdelle, de la Avenida Pueyrredón, entre las avenidas Figueroa Alcorta y del Libertador, debería ser guardado dentro del Museo Nacional de Bellas Artes, como para poder aspirar a que sobreviva para las futuras generaciones.
Buenos Aires, es una de las pocas ciudades del Mundo que tienen el privilegio de contar con esa obra de Bourdelle, junto a Tokyo, Nueva York, París, Montauban, el Jardin Musée de Egreville, Toulouse y Dallas, Texas, EEUU. 
Ya fue encontrado desamurado de su base y a punto de ser cargado a algún transporte para ser robado.
¿Vamos a esperar que el robo se concrete?
Actuemos antes de que sea tarde y no tendremos que lamentarnos por la imposibilidad de su reposición.

Ahora, ya es tarde. Hace muy poco fue mutilado, como se puede ver en la foto.
Por no haber prevenido a tiempo, ahora hay que curar.

He venido pidiendo prevenir desde el año 2007.

El Heracles Arquero de Antoine Bourdelle debería ser restaurado por especialistas del Musée Bourdelle de Paris y luego guardado en el Museo Nacional de Bellas Artes.

Seria la única forma de prevenir futuras mutilaciones o el robo de la obra entera.

El Gobierno de la Ciudad y los medios hablan del vandalismo y las mutilaciones de las "estatuas" de Gabriela Sabatini, de Alberto Olmedo y Javier Portales, de Lionel Messi, Diego Maradona y Gabriel Batistuta, etc., etc.
El gran público, por lo que lee, oye y ve por los medios masivos, se hace eco de ese vandalismo y esas mutilaciones.
Pero, curiosa, llamativamente, del vandalismo, del saqueo y de las mutilaciones de las verdaderas obras de arte de grandes artistas universales, que integran el importantísimo patrimonio escultórico de la Ciudad de Buenos Aires, como el Heracles Arquero de Antoine Bourdelle, que fue mutilado hace muy poco, nadie dice nada.
¿A qué habrá que atribuir ésto?
¿Será porque un escultor como Antoine Bourdelle no tiene rating popular?Nos preocupa y alarma este tema desde hace años y la poca y nula atención que se le presta.
Creemos que es para pensarlo.

1 comentario:

  1. La última vez que visité La Plata, me llamó poderosamente la atención que varias de las estuatuas de alegorías en el parque entre el estadio Zerillo y el Museo estaban no sólo vandalizadas con graffiti sino también decapitadas!! Por qué?! No se puede concebir semejante bestialidad y encima parecía hasta premeditada. Un horror.

    ResponderEliminar