EN ESTA CASA VIVIÓ LA ARMONÍA.
Güemes 2902, y Agüero, Buenos Aires

A TITA LE ENCANTABAN LAS CALAS, COLECCIONABA CUADROS DE CALAS, CON CALAS.
Y SIEMPRE USABA NADA MÁS QUE FLORES BLANCAS, ADENTRO Y AFUERA, VIVAS Y CORTADAS.

LA CASA DE GÜEMES Y AGÜERO: CRÓNICA DE UNA SEÑORA QUE SE RODEÓ DE ARMONÍA.
 









LAS FLORES DE LA VIEJA GLICINA SEGUIRÁN PERFUMANDO LA TERRAZA SOBRE EL JARDÍN EN LAS TARDES DE PRIMAVERA.










































                                                                                                                   TITA TAMAMES

 












 LA AMPELOPSIS
EN ARMONÍA CON LA ARMONÍA.




















LOS ZORZALES DE PECHO COLORADO
SEGUIRÁN TENIENDO ESTE REFUGIO.

   CANTARÁN Y CONVIVIRÁN EN ARMONÍA.
FOTO LOLI GALLARDO




Se publicó en el Boletín Oficial del 28 de mayo del corriente año la Ley 3040, que protege como edificio catalogado con valor patrimonial al petit hotel construido hacia 1918 por los reconocidos arquitectos Arnold Jacobs y Rafael Giménez en la esquina de Agüero y Güemes, del barrio de la Recoleta.
Sus primeros propietarios fueron Eugenio F. Lynch y señora. En 1941 el petit hotel fue adquirido por el músico y compositor argentino Rafael Girondo y su esposa.
En 1983 fue adquirido por Miguel Marcos Norberto de Riglos y Marta Juana Rosa del Carril de Mesía de Tamames, conocida como la duquesa Tita Tamames.
Reconocida gestora cultural de nuestro país produjo la primera versión de la Señorita de Tacna, que dirigió Emilio Alfaro, el Drácula de Sergio Renán y Camino negro de Oscar Viale. También produjo el film La Tregua en 1974 y Crónica de una señora, entre otras películas.
Su casa fue el punto convocante de numerosas reuniones en las que se gestaron los proyectos culturales que luego llevaba a cabo. Cuidaba con esmero la añosa enredadera que cubre sus muros exteriores y los muros que dan al jardín interior con una bella galería.
Fallecida en el año 2004 los vecinos se preocuparon por el destino del edificio ya que se hablaba de un grupo de inversionistas que querían construir una torre.
Luego de múltiples reuniones se acercaron a la Legislatura.
La entonces legisladora María Eugenia Estenssoro se interesó en el tema y antes de terminar su mandato presentó el proyecto de catalogación.
Pasaron casi dos años y los vecinos seguimos los pasos del proyecto, asistimos a la audiencia pública y finalmente se logró la ley.
Para todo el barrio “la casona” como habitualmente es nombrada es un hito que le otorga importancia a la zona y jerarquiza el inicio de la calle Güemes, creando una atmósfera de jardín verde irrepetible en ninguna de las manzanas aledañas.
No sólo se protegió la casona, sino también las casas que continúan sobre la calle Güemes hasta el número 2938, que conforman una tipología única en estilo, en altura y en detalles de las fachadas.
El tramo de esta calle preservará una Buenos Aires de comienzos del siglo XX que día a día se va perdiendo bajo la piqueta. Nos hace muy felices contribuir con nuestro granito de arena en la defensa del patrimonio y de nuestra historia urbana.

Dra. María del Carmen Magaz

María del Carmen Magaz es doctora en Historia con orientación en Artes por la Universidad del Salvador y Master en Cultura Argentina por el Instituto Nacional de la Administración Pública. Fue becaria post-doctoral en Dumbarton Oaks (Washington D.C., Trustees for Harvard University) y becaria Fulbright en la George Washington University. Asimismo se desempeñó como asesora en la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires. Es directora de la carrera “Gestión e Historia de las Artes” (USAL) y profesora titular del Instituto Universitario Nacional de las Artes (IUNA). Especialista en arte público, ha dictado conferencias y cursos y realizado numerosas publicaciones. Su último libro es Escultura y Poder en el espacio público (2007).

HÉCTOR ALTERIO Y ANA MARÍA PICCHIO EN UNA ESCENA DE LA TREGUA


Discreto adiós
La empresaria, productora y diseñadora teatral y cinematográfica falleció de cáncer el lunes, a los 82 años.
________________________________________
Marta,Tita, del Carril Aldao, duquesa de Tamames, murió de cáncer el miércoles a la tarde, a días de su cumpleaños número 83 y en el marco de la discreción que, en cuestiones privadas y de fuerte implicancia emocional, suele cultivar la gente de abolengo.
Productora teatral y cinematográfica, a la viuda de José de Mesía y Lesseps, duque de Tamames le incomodaba secretamente que se aludiera al título nobiliario. Fiel a su estilo, eludía el tema con ironía. La misma que utilizaba para contar que no había terminado el secundario "porque de chica vivíamos viajando de un país a otro y era más cómodo tener profesores particulares; y además, porque en familias como la nuestra, las chicas no necesitaban un título para progresar en la vida". Fue siempre una gran lectora pero le encantaba mostrarse políticamente incorrecta.

De padres argentinos, había nacido en París en 1921, por lo que fue bilingüe desde la primera infancia. Tuvo tres hijos y cinco nietos. Junto a su último marido, el hacendado Miguel Marcos "Mosca" Riglos, fallecido hace dos años, viajaban por el mundo y tenían una casa en Biarritz, adonde iba con una frecuencia por lo menos anual. En sociedad con Rosita Zemborain concretó importantes producciones teatrales y cinematográficas. Entre las primeras se le deben la primera versión de La señorita de Tacna, que dirigió Emilio Alfaro en 1981, el Drácula de Sergio Renán o Camino negro, de Oscar Viale. También produjo el exitoso filme La Tregua, Crónica de una señora y Heroína entre otras películas.
Mujer bella, de grandes ojos verdes y gustos refinados, tuvo condiciones naturales para la gestión cultural, que empezó a ejercer cuando la mayoría de las mujeres ya sueña con jubilarse. Durante seis años se desempeñó como directora artística del teatro Blanca Podestá y durante otros diez condujo la Fundación Amigos del Teatro San Martín.
Cultivó afectos duraderos. Entre sus amigas entrañables, además de Rosita Zemborain y María Luisa Bemberg se contaban Susana Giménez y China Zorrilla. Decía que no le temía a la muerte pero se reconocía supersticiosa. Se declaraba incapaz para las tareas domésticas y, aunque siempre lucía elegantísima, mostraba indiferencia ante los dictados de la moda. Eso sí, coleccionaba zapatos. De porcelana y también de los del mejor cuero. Veía mucho cine y teatro y llegó a diseñar escenografía y vestuario para varios espectáculos.

 
Fuente texto: clarin.com

11 comentarios:

  1. Llegué aquí,porque hoy con el cambio de mano de la calle Guemes, vi desde otra perspectiva esta hermosa casa.
    También miré hacia arriba y encontré un cartel de venta.

    No sabía que era patrimonio cultural de la cuidad de Buenos Aires,lo que me alegra mucho ya que no tengo los U$S 2.700.000 que cuesta.

    Esperemos que sea respetado y no crezca un frío edificio en su lugar.

    ResponderEliminar
  2. hola! soy un vecino de la zona y me interesa enormemente que se mantenga esta casona. PERO, POR FAVOR, QUIEN SE HACE CARGO DE LA LIMPIEZA Y MANTENIMIENTO DE LA VEREDA QUE ES PUBLICA? EN ESTE MOMENTO ES UN LUGAR DE LOS PASEADORES DE TODOS LOS PERROS DE LA ZONA, CON LO QUE ESO IMPLICA! POR FAVOR, AL GOBIERNO DE LA CIUDAD O A QUIEN CORRESPONDA, LIMPIEN ESAS VEREDAS!GUILLERMO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te interesa que se mantenga la casona? y bueno... porque no proponen en la comuna aportar con un impuesto para su mantencion mensual???

      Eliminar
  3. Me embarga una gran tristeza saber que Tita Tamames ya no esta entre nosotros, fue una mujer increible de quien recibi afecto , ternura porque era amable y educada, yo llego a su vida por medio del "Mosca" Miguel de Riglos, fui su secretaria politica, y la vida me situo entre medio de estos dos seres maravillosos que se fueron de aqui como en uno de sus viajes a Europa para no regresar nunca jamas,pero me queda en lo mas profundo de mi corazon los momentos vividos,nunca los olvidare..Monica.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Monica, me encantaria contactarme con vos. Es confidencial. Saludos cordiales, Eme.

      Eliminar
  4. Mónica, muchas gracias por su comentario.
    A Tita, yo le admiré ese gran poder mágico y tranformador que tenía. Como el Rey Midas con el oro, Tita, a todo lo que tocaba, le daba o le extraía belleza y lo refinaba. Estéticamente, fue una de las personas que más respeté en Buenos Aires. Lo llamé a su hijo Diego y le leí su comentario, le encantó y me agradeció muy especialmente que lo hubiese llamado para leérselo. Diego tenía pasión por su madre y Tita por Diego.
    Un saludo,
    Pedro

    ResponderEliminar
  5. Mariano Fernandez Lema24 de marzo de 2011, 19:41

    Los conoci bastante a ambos, en especial a Miguel Riglos y tengo un grato de recuerdo de ellos.
    Cordiales saludos,
    Mariano Fernandez Lema

    ResponderEliminar
  6. Pasé por esa esquina el fin de semana,en la vereda hay una montaña de bolsas de basura y el olor es insoportable.Quise detenerme a observar el caserón pero se hacía difícil permanecer allí más de 1 minuto.

    ResponderEliminar
  7. La casona es excepcional, la lástima es que ahora está habitada por caseros o moradores que tienen perros atados las 24 horas y ladran continuamente. A la vez estos animales son maltratados, ya que continuamente los golpean ó les dan órdenes a los gritos. Por otro lado, hacen quema de pastizales dentro de la casa y la vereda está intransitable, por suciedad de perros, falta de higiene, olores nauseabundos y depósito de basura (muebles, objetos en desuso, etc.). Una lástima que la habite este tipo de gente que no la cuida y que no tiene el mínimo respeto por los vecinos y los animales con los que convive.

    ResponderEliminar
  8. Gracias Pedro por hacer llegar mi comentario a Diego... mis afectos mas profundos para usted ...Monica.

    ResponderEliminar
  9. Wow!!! que pena le daria a Tita ver eso oh la nieta Celina. Trabaje con Tita cuando me mude a Buenos Aires en 1982. Me ensenio mucho de la vida porsupuesto las etiquetas de la alta sociedad. Cuando ella compro esa casa en la esquina costo 70.000 dolares y estaba ddistruida. La arreglo toda llevo 3 anios, despues compro el edifico de al lado on guemes lo mismo destruida y lo arreeglo todo, para eso vi el final cuando volvi a visitarla de USA. FANTASTICA!!! Pienso que le daria mucha tristesa verla asi si es verdad.(Disculpas por las falta) Ariel

    ResponderEliminar